Altea es una ciudad turística del norte de la Costa Blanca, una auténtica perla del mediterráneo, situada a orillas del cálido mar, y a los pies de la pintoresca Sierra de Bernia.

Altea es una ciudad acogedora con un encanto bohemio: hay una variedad de galerías de arte y muchos eventos culturales durante todo el año, que atraen a turistas de todo el mundo.

Hoy vamos a hablar de los atractivos turísticos de Altea, que se pueden dividir a grandes rasgos en tres categorías:

  • De naturaleza (vistas al mar y a la montaña, playas de piedrecitas, parques naturales, etc.);
  • Arquitectónico (calles tradicionales y estrechas de color blanco azulado, iglesias majestuosas, torres de vigilancia, antiguas ruinas del castillo);
  • Gastronómico (restaurantes con estrellas Michelin y auténtica cocina mediterránea);
  • Cultural (museos, galerías de arte, tiendas de recuerdos, fiestas y festivos).

Atractivos de Altea: naturaleza

Entre las bellezas más destacadas de Altea se encuentra un “dragón petrificado” o la larga y baja sierra de Sierra de Bernia, que separa Altea y Calpe. El “dragón” es especialmente bonito de noche, cubierto con linternas de luces doradas que dan la sensación de ser como escamas mágicas.

Aquellos a los que les gusten las actividades al aire libre, mejor acudan a alguna de las muchas rutas de senderismo de la Sierra de Bernia, bien equipadas con señalización direccional, que no le permiten perderse aunque sea un turista inexperto. Y para los más duros existe una ruta bastante larga, pero impresionante, que conduce a las ruinas del Fuerte Castillo de Bernia, construido en el siglo XVI durante el reinado del rey Felipe II, con el fin de proteger a los habitantes de Altea de ataques piratas y de la rebelión mauritana.
Otra ruta interesante conduce a misteriosas pinturas rupestres con una antigüedad de más de cinco mil años.

Al bajar de las laderas de Sierra de Bernia, es fácil llegar a Altea La Vella, un pueblecito con encanto, y disfrutar de su toque rústico: hay aroma a plantaciones de frutas y rosales, acogedoras casas encaladas y un ambiente pastoril de completa calma y serenidad. Hay un manantial no muy lejos de aquí, que es un gran lugar para refrescarse y esconderse del calor del verano.

Cosas que ver en Altea: arquitectura

El Casco Antiguo

La introducción a la arquitectura de Altea debe comenzar con el Casco Antiguo, situado en una colina. Ofrece unas vistas impresionantes de las sinuosas calles blancas como la nieve, rodeada de rosas y geranios, un paisaje de montaña increíble y la playa de la Costa Blanca.
Durante cientos de años, la apariencia única del centro histórico ha atraído a personas creativas, especialmente artistas y músicos, porque la potencia espiritual de estos lugares predispone a la creatividad. Altea está repleta de estudios de arte y talleres de cerámica, exposiciones de arte y conciertos de música clásica que se llevan a cabo regularmente aquí.

La ciudad está llena de tiendas de regalos y locales con obras de arte. Aquí es posible conseguir un verdadero placer estético con pinturas exquisitas, figuras de cerámica de estilo morisco, alfarería y jarrones, manteles hechos a mano, joyería fina y artículos de cuero de artesanos locales. Los artistas callejeros de Altea no tienen ninguna dificultad en dibujarle, y los músicos le atraerán con destreza y con música ligera y relajante: ¡desearás quedarte en Altea para siempre!

Caminando por el Casco Antiguo, verá las torres medievales de la Torre de Bellaguarda del siglo XVI y la Torre de la Galera del siglo XVII, que en la antigüedad cumplían una función protectora y resguardaban a los vecinos de Altea de las incursiones bereberes y de los ataques piratas a lo largo de su rica historia.

El Mirador de Cronistas

Existen varios miradores en la localidad, entre los que destaca El Mirados de Cronistas. Desde su altura se pueden admirar las impresionantes vistas, permitiendo contemplar tanto la dispersión de casas en miniatura de Altea y los impresionantes rascacielos de la localidad vecina, Benidorm (“Las Vegas española”); así como el famoso acantilado de Calpe, el Peñón de Ifach. No es de extrañar que este mirador de Altea esté siempre lleno de vida: los turistas disfrutan de las vistas, se toman fotografías inolvidables y se compran bonitas baratijas para recordar este lugar fabuloso.

La Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo

En el corazón del centro histórico se encuentra uno de los lugares más bellos de Altea: La Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo. Este precioso monumento cultural del siglo XVII está coronado por cúpulas de color blanco celeste, que son visibles desde cualquier punto de la ciudad. No sorprende el hecho de que sean exactamente una decoración de recuerdos locales: postales, cajas de músicas, imanes y mucho más.

Durante cientos de años, esta hermosa iglesia ha sido testigo de guerras y terremotos, que a veces han provocado una destrucción significativa. Así que en el siglo XIX, ésta requirió ser reconstruida prácticamente de nuevo, y hace más de veinte años que se han llevado a cabo extensas renovaciones. A día de hoy, La Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo ha recuperado su aspecto majestuoso y único, y está lista para abrir sus puertas a todos los creyentes y a quienes aprecian el patrimonio arquitectónico.

El Paseo Marítimo

Se debe prestar especial atención al maravilloso Paseo Marítimo de 3 kilómetros, que permite disfrutar de paseos frente al mar. De esa manera, puede llegar a una hermosa playa, una cafetería acogedora o una pizzería costera, o simplemente disfrutar del aspecto elegante del paseo marítimo con sus escaleras ornamentadas, glorietas decoradas y exuberantes islotes verdes.

Atractivos de Altea: puertos

Marina Greenwich es un pequeño puerto de Altea, donde sin duda se recomienda dar un paseo para admirar los barcos puestos en fila, tanto pesqueros como los lujosos yates blancos como la nieve, entre otros. Aquí puede alquilar un barco o realizar un emocionante paseo en barco por los pueblos cercanos como Benidorm, Calpe, Alicante, etc.

El Meridiano de Greenwich para por la zona del puerto, la cual conduce a una señal especial. A los turistas les gusta especialmente hacer fotografías memorables de este lugar. Además, encontrará muchas cafeterías económicas en el puerto, donde a los que residen allí no les importa tomar un delicioso desayuno o almuerzo; y restaurantes elegantes donde podrá disfrutar de la cocina tradicional con marisco fresco.

Muy cerca se encuentra el prestigioso club náutico “Luis Campomanes”, que ofrece diversos servicios náuticos a sus visitantes. Aquí se pueden practicar deportes acuáticos como vela, surf, buceo, remo, etc. Es posible salir mar abierto para su propia pesca y en temporada para observar las competiciones internacionales de vela. Por supuesto, en la zona del puerto también encontrará restaurantes de moda, coctelerías, boutiques, una piscina y una magnífica terraza exterior con vistas panorámicas y una cocina impresionante, mediterránea e internacional.

La Iglesia Ortodoxa Rusa San Miguel Arcángel

La Iglesia Ortodoxa Rusa San Miguel Arcángel (en ruso: ) es uno de los lugares más insólitos de la ciudad de Altea. La singularidad de este templo se debe a que se trata de la primera iglesia ortodoxa creada al estilo de la arquitectura rusa de madera, ubicada en el territorio de España y la Península Ibérica. La Iglesia Ortodoxa Rusa San Miguel Arcángel es la representación más occidental de la iglesia rusa en el continente de Eurasia, dada su ubicación en el “Meridiano”.

La historia de la Iglesia Ortodoxa Rusa San Miguel Arcángel se remonta a los años 90 del siglo pasado, la caída del “Telón de Acero” y las oleadas de emigración de la población de habla rusa provocadas por el colapso de la URSS. Pasando a los países europeos y en particular España, en busca de una vida mejor, estas personas tenían más que nunca la necesidad urgente de mantener sus valores éticos y espirituales, lo que les ayudó a superar los obstáculos en su camino rocoso.

En 1996, la familia Botsko de la ciudad rusa Rostov del Don compró una pequeña parcela cerca de Altea, donde se decidió fundar la iglesia ortodoxa. Fue un proceso que llevó mucho tiempo, porque además de las obras de construcción, se requería obtener autorización y aprobación de las autoridades locales, lo cual no fue fácil.

A pesar de todas las dificultades para entregar la documentación del permiso, el 21 de noviembre de 2002 se colocó la primera piedra y se levantó la cruz en el lugar de la futura iglesia ortodoxa; esta fecha coincidió con la fiesta cristiana ortodoxa. El diseño se basó en una antigua iglesia rusa del siglo XVII en la ciudad de Arkhangelsk, que era un edificio de madera en forma de cruz, con un campanario octogonal y cinco cúpulas. El fundador de la Iglesia Ortodoxa, Mikhail Botsko, recibió la orden del santo cristiano Sergey Radonezhsky (de tercer grado) por sus acciones.

En la actualidad, el territorio de la iglesia cuenta con las escuelas de los sábados, domingos y de arte, y se organizan viajes de peregrinación a Tierra Santa periódicamente. Todos los visitantes observan los terrenos bonitos y bien cuidados de la iglesia, rodeados de flores, y su propia cafetería, que es agradable e ideal para sentarse con niños, y una atmósfera increíblemente espiritual y serena de este sitio.

Museos en Altea

El Museo Navarro Ramón de Altea es un lugar donde no sólo se presentan pinturas del mismo artista, sino que constantemente se realizan exposiciones de obras de artistas contemporáneos.

  • Dirección: calle Pont de Montcau, 14, 03590, Altea.
  • Teléfono: +034 965 842 853

El Museo de Instrumentos Musicales Villa Gadea. Este hermoso edificio se fundó a finales del siglo XIX y sirvió como villa de campo de una familia noble, y a día de hoy se encuentran muchos instrumentos antiguos de diferentes épocas, que se utilizan sólo durante los carnavales temáticos locales.

  • Dirección: urbanización Villa Gadea s/n, 03590, Altea

El Museo Casal del Fester. Este museo presenta lujosos trajes de la famosa fiesta de “Moros y Cristianos”, que se han celebrado en la localidad durante los últimos 35 años.

  • Dirección: Casa de Cultura, Carrer Pont de Montcau, 14, Altea
  • Teléfono: +034 965 842 853
  • Página web: santblai.es

Fiestas y festivos en Altea

Entre otras cosas, la localidad cuenta con muchas celebraciones constantemente con la participación tanto de vecinos como de invitados de Altea con mucho gusto.

  • A principios de año, en febrero, es la fiesta del Cristo de la Salud, Altea, barrio La Vella.
  • La Santísima Trinidad, los santos patronos de San Antonio y San Juan se celebran en junio a lo grande.
  • En julio se celebran las fiestas en honor a la patrona de los marineros, San Pere y Virgen del Carmen, seguidas de la celebración de los santos, San Jaime en la zona de Cap Blanche, y Santa Ana en la zona de Altea La Vella.
  • La fiesta en honor a San Roque empieza en agosto, seguida de San Lorenzo; una celebración con impresionantes fuegos artificiales es el Castell de L’olla, en honor a los santos de San Isidro y San Luis.
  • En septiembre se celebra el día de San Tomás y cuatro fiestas en honor al Cristo del Sagrario y, por supuesto, el carnaval favorito es el de Moros y Cristianos, que se celebra tradicionalmente de manera suntuosa en toda la Costa Blanca.
  • A final de año, en diciembre, se honra a la patrona de Santa Bárbara en la zona de Sogay, y se celebra la Purísima en Altea La Vella.

Así que, Altea es una hermosa ciudad no sólo para el ocio sino también para vivir. No es de extrañar que mucha gente lo considere como un lugar para comprar una propiedad. Si está buscando una inmobiliaria en Altea, eche un vistazo a nuestro catálogo: tenemos mucha variedad para todo tipo de gustos y presupuestos. Nuestros expertos estarán encantados de atender sus dudas y ayudarle a elegir la mejor vivienda en Altea, tanto en el mercado de segunda mano como en nuevas construcciones.

¿Te gusta este artículo? ¡Compartelo con tus amigos!

Compartir: